Para entender el espíritu del país, vale la pena visitar pequeños callejones, degustar cruasanes deliciosos, experimentar compras lujosas, comer en restaurantes y alojarse en hoteles boutique. Disfrute de París, la meca de los enamorados. <ins...

read more